El Ayuntamiento de Cordoba, gobernado por el Partido Popular junto con Ciudadanos, ayer martes ha tenido que retirar la campaña que habían lanzado con motivo del 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. La campaña decia literalmente “De mayor no quiero ser como mi papá”.

Solamente el pensar una campaña con ese titulo es una falta de respeto, pero además sí lo llevas a cabo, empleas medios, recursos económicos es de una desfachatez insuperable. Estas con las consecuencias de la política ideológica, una sin razón donde el foco esta en la repercusión, en la manipulación, en la confrontación,en el señalamiento, en la generalización, dejando de lado lo verdaderamente importante, la violencia. La violencia ejercida por hombres, mujeres, mayores o jovenes, porque la violencia, como ya dijo Macarena Olona, no tiene genero.

Lanzar un mensaje de este tipo, al alcance de poder ser visto por niños, puede dar lugar a que se pregunte ¿por qué no tengo que ser como mi papá?

VOX rápidamente ha salido al paso exigiendo la retirada de la campaña: “Vox exige la retirada de una campaña que “ataca a la familia y criminaliza a los padres” haciendo uso del #YoQuieroSerComoMiPapá

Desde este espacio me sumo a #YoQuieroSerComoMiPapá, porque tanto el padre como la madre han sido, son y serán un referente para nosotros, los hijos, de los que aprederemos unos valores, los que tratarán de esforzarse por darnos todo y al menos en mi caso, el compromiso, la constancia, el trabajo y la honradez es algo de lo que tengo que estar agredecido de tener, gracias a mi papá y mamá.