Ayer, 6 de noviembre, Irene Montero, Ministra de Igualdad, divulgó mediante retweet la medida del cambio de nombre del Instituto de la Mujer y para la igualdad de oportunidades por Instituto de las Mujeres. El tuit era de Beatriz Gimeno, Directora del Centro Ministerial, que decia: “Ya podemos anunciar que el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades pasa a llamarse Instituto de las Mujeres”.

El tuit ha tenido gran repercusión, no por la necesidad de la medida sino por lo innecesiario de la misma, y más en las circunstancias que nos encontramos de MUERTE, PARO, CONSUMO, ERTES, CIERRE DE EMPRESAS Y AUTÓNOMOS. El Ministerio de Igualdad justifica la modificación en la intención de dar respuesta al “clamor que quiere incorporar la diversidad en las mujeres”.

¿CLAMOR?

Para las mujeres españolas ahora mismo su mayor clamor es poder trabajar, puesto que, según el último informe de la evolución del paro registrado por sexo, edad y sectores económicos (publicado en octubre), en España hay 329.763 mujeres más (dato interanual) que han dejado de tener trabajo con respecto a octubre 2019. Para las 2.203.285 mujeres paradas, cambiar el nombre no es una prioridad, no es una necesidad, cuando somos el pais con la tasa de paro femenino y masculino de las más altas de Europa y del mundo desarrolado, porque en esta ocasión también , el paro no entiende de genero.

Se trata de un gasto, de un gesto innecesario. Cuando los recursos deben estar volcados donde verdaderamente hacen falta, en sanidad dotando de EPIS, recursos humanos, habitaciones, respiradores, en los ciudadanos mediante rebajas fiscales, cubrir ertes, empresas y autonomos mediante rebajas fiscales, pero sobre todo dejandoles trabajar con las medidas de seguridad protocolarias, seguimos destinando recursos y fondos a gastos improductivos.

En relación a gastos improductivos, el pasado 4 de noviembre se publicó en el BOE una serie de subvenciones que no corresponden al clamor de los españoles: “Federación de Mujeres Progresistas: 196.360,47€“, “Asociación de Mujeres Progresistas Victoria Kent: 90.362,46€“, “Asociación de mujeres juristas Themis: 53.793,52€“, “Unión Estatal de Jubilados y Pensionistas de UGT: 49.208,29€“, “Federación Estatal de Pensionistas y Jubilados CC.OO: 49.208,29€“, “Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Trans y Bisexuales: 48.740,28€“, “Asociación de mujeres libres y combativas: 43.211,33€“, “Coordinadora de Organizaciones de Mujeres para la participación y la igualdad: 42.211,33€“, así como un largo etc.

Millones de euros que serian recibidos por los brazos abiertos para la eliminación del IVA de las mascarillas, para el autonomo que no le dejan levantar su persiana y por contra sigue recibiendo facturas sin tener ayudas, para aquellos consultorios médicos que estan cerrados por falta de medios y recursos humanos, para aquellas personas que siguen sin cobrar el erte, para aquellas empresas que siguen vivas pero estan al borde del cierre y para aquellos hospitales que no pueden abrir habitaciones por falta de recursos. En definitva recursos para que España salga adelante y no para politicas partidistas.

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2020-13491

Foto: From wikimedia Commons, the free media repositoty

Ubicación: Commons. Wikimedia.org/wiki/File:Irene_Montero,_durante_la_entrevista_con_eldiario.es.jpg