Empate sin goles ayer en el Nuevo Mirador de Algeciras de un Linares Deportivo que mereció muchos más. El punto coloca a los azulillos como líderes del grupo IV tras la derrota del UCAM por 2-0 en San Fernando, propiciando así, a falta de una jornada para la finalización de la 2ª Fase del campeonato, que los mineros dependan de sí mismos para ser campeones de grupo y llegar a los Playoff de ascenso a la Liga SmartBank con los privilegios que otorgan ser primeros, evitando, también, rivales de gran entidad y diseñados para el ascenso como son la UD Ibiza o el CD Badajoz.

El partido desde el inicio cogía tintes azulillos y ya, en el primer minuto, Toni García tenía en sus botas el 0-1, pero su disparo se iba por encima del larguero de la meta defendida por Vallejo. Con el paso de los minutos, el dominio seguía siendo totalmente visitante ante un rival que se jugaba el todo por el todo, pero empequeñecido por un Linares que no se cansa de buscar el gol con un juego que divierte.
Con el partido controlado, sería en la recta final de la primera parte cuando, de nuevo, Toni García pondría a prueba al meta algecirista, que desbarataba la ocasión. En el rechace, Sanchidrián estrellaba la bola en el lateral de la red. El menudo extremo malagueño completaba un partido excelso y, a estas horas, se tienen dudas de si ha dejado ya de correr.

En la segunda parte, más de lo mismo. Dominio sepulcral azulillo ante un Algeciras impotente e incapaz de hincarle el diente a la tropa azulilla con un Razak inédito. Así, las ocasiones mineras se sucedían pero la bola no entraba. Hasta que lo hacía en el minuto 53, cuando Marc Mas recogía el rechace del larguero tras un buen disparo de Gracia. El de Sils, en una posición más que dudosa, se anticipaba a su par y perforaba la meta de Vallejo, pero el linier levantaba la bandera. Los azulillos veían como, por segunda semana consecutiva, no tienen suerte con las decisiones arbitrales.
Pero este equipo no se cansa de buscar la portería rival y, lejos de firmar las tablas, seguía insistiendo y persistiendo, no habiendo esta vez suerte sobretodo en botas de Carnicer en dos ocasiones y en un cabezazo de Marc que el cancerbero local sacaba a córner no sin apuros.

Final del partido y, por enésima vez, imagen ilusionante de un equipo que, sin duda, va a ser un hueso jodido para quien quiera que sea su rival en el Playoff, el cual, ya confirmado, se jugará en Extremadura, en las ciudades de Badajoz, Almendralejo, Villanueva de la Serena y Don Benito. Según se comenta, la RFEF permitirá el acceso del 50% del aforo del estadio en cuestión, algo que ya ha hecho que empiece a movilizar a una fiel e indestructible afición azulilla, que, si las autoridades lo permiten, volverá a acompañar a su equipo en tierras extremeñas y convertir juntos el sueño del ascenso a la categoría de planta del fútbol español.

Antes de eso, el domingo, en jornada matinal y en horario unificado (12H.), el Linares Deportivo disputará su último partido en el vetusto Linarejos y de la 2ª Fase ante un Atlético Sanluqueño que no se jugará nada salvo la honra. Una victoria y la consecución de la primera plaza previa al Playoff supondría otra página gloriosa de una temporada ya histórica e imborrable de un club y un equipo que están haciendo vibrar a una ciudad entera.

La semana siguiente comenzará a escribirse el capítulo final.
¿Cómo acabará el cuento azulillo?