El Parlamento Europeo votaba hoy en Estrasburgo una resolución sobre el uso de menores por parte de Marruecos en el asalto a la frontera española en Ceuta. El texto, que tiene algunos puntos positivos como el uso de la expresión “emigración ilegal” –nada habitual en Bruselas– y el señalamiento de Marruecos como responsable del asalto a la frontera española, se queda muy corto, no plantea ninguna medida concreta contra Rabat y peca del típico buenismo del consenso progre.

Por ello, la delegación de VOX en la Eurocámara, de la mano del grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos, ha presentado una resolución alternativa en la que no se limita a “rechazar”, como dice el texto mayoritario, sino que “condena” expresamente “la infiltración de inmigrantes ilegales en Ceuta” y exige reforzar la seguridad en las fronteras.

“Marruecos, como ya hizo Turquía, ha podido chantajear a Europa asaltando sus fronteras por la debilidad de los Estados miembros en la lucha contra la inmigración ilegal”, ha señalado el portavoz de VOX en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, en su intervención en el Pleno. “No podemos firmar una resolución que oculta esta realidad y asume el relato que han vendido los gobiernos de Marruecos y de España”, ha añadido.

Entre los puntos más polémicos de la resolución conjunta presentada por los grupos mayoritarios del Parlamento están la petición de usar fondos de emergencia de la Comisión Europea para financiar la acogida de menas y la felicitación al Gobierno de Pedro Sánchez por asistir (“proteger”) a los asaltantes. Además, el lenguaje hacia el régimen marroquí es demasiado blando.

Tras recordar que la resolución mayoritaria “pide a la Comisión más dinero para separar a los niños de sus familias” Buxadé ha subrayado que el Gobierno de Sánchez fue incapaz de defender los derechos de esos niños al “repartirlos por todo el territorio nacional, azuzando el efecto llamada”. Por tanto, no se entiende el aplauso del Parlamento Europeo a su actuación.

“Durante años los gobiernos europeos han dado la bienvenida a la inmigración ilegal con la excusa de que vienen a pagar nuestras pensiones y necesitamos mano de obra barata. Han engañado a quienes venían ofreciéndoles un paraíso y han abandonado a los europeos, que sufren las consecuencias en las calles”, ha añadido el portavoz de VOX.

En su intervención, en la que ha exigido condicionar los fondos europeos a Marruecos a que el país colabore en la lucha contra la inmigración ilegal, Buxadé ha subrayado que “es el momento de proclamar que las naciones europeas quieren garantizar el derecho de los menores a no emigrar, a crecer con sus familias y a contribuir al crecimiento de sus naciones, igual que nuestro deber es defender nuestras fronteras, que son la garantía de nuestra libertad y nuestro futuro”.

Resolución alternativa del Grupo ECR-VOX en pdf (en inglés):