Al menos son 3.000 lo camioneros españoles atrapados en Reino Unido.

Miles de españoles están viendo comprometido su trabajo y la celebración de la Navidad con sus familias debido a la caótica situación que se vive en la autopista M-20, donde se encuentran varados, con dificultades para ir al baño y conseguir comida.

La Confederación Española de Transportes de Mercancías apunta hasta a 3.000 camioneros españoles perjudicados por la nueva cepa detectada en Reino Unido así como por el cerrojazo temporal del Eurotúnel, que une Francia con Gran Bretaña.

Mientras se permite la llegada de miles de inmigrantes ilegales así como su circulación, sin ningún tipo de control, tanto por nuestra península como por las islas, nuestros camioneros están atrapados sin poder desplazarse, impidiéndoles la libertad de movimientos por el espacio europeo.

VOX exige una respuesta inmediata al Gobierno de Sánchez, que debe encargarse de la vuelta a casa de los trabajadores así como de poner solución a la caótica situación que están viviendo.

Se trata de un nuevo escándalo contra el ya de por sí golpeado sector agrario, que se ha visto especialmente perjudicado por la denominada Política Agraria Común (PAC) así como por los bajos precios que se han impuesto a sus productos debido a la entrada de otros alimentos procedentes de terceros países, extracomunitarios, que no cumplen las garantías mínimas y generan competencia desleal frente a nuestros agricultores.  El sector de los transportes también ha sido otro de los grandes perjudicados por la gestión criminal del Gobierno de Sánchez durante la pandemia.

Jorge Buxadé, en eurodiputado de VOX y vicepresidente primero del partido, ha enviado una carta urgente a la Comisión y al Parlamento Europeo, donde ha expresando su honda preocupación, pidiendo una respuesta para los más de 3.000 transportistas españoles bloqueados en la frontera con Reino Unido.

El sindicato Solidaridad también ha emitido un comunicado de protesta, denunciando la situación que atraviesan los camioneros y señalando que encuentran «inadmisible que la ministra de asuntos exteriores haya abandonado a miles de trabajadores españoles, que en una situación como la que estamos viviendo se juegan su vida por sus familias y la prosperidad de España. Mientras nuestras fronteras son violadas y traspasadas por inmigrantes ilegales de forma continuada, nuestros “socios europeos” y Gobierno impiden el regreso a casa de miles de camioneros españoles hasta que se reabran las fronteras«. Además, han apuntado que esperan que «el Gobierno de España tome cartas en el asunto y exija que nuestros compatriotas puedan volver a sus casas en unas fechas tan señaladas. Esta desvergüenza no puede continuar ni un segundo más«.