Sánchez ha ido implantando estrategias para mantener el poder, al precio que sea.

El nuevo cambio de ministros se fundamenta en exprimir al máximo “la indemnización de dos años” que otorga la Ley de Presupuestos Generales del Estado, en la que se expone que el salario de un ministro es de 74.858,16 euros al año y una indemnización máxima de 2 años al 80% del salario, por lo que en 4 años y habiendo trabajado solo 2 años de ministros, los nuevos ministros (igual que los relevados) percibirán el total de 269.489 euros habiendo trabajado solo dos años como ministros.

De esta forma Sánchez devuelve favores o deudas que tenía con altos cargos del PSOE, como es el caso de Miquel Iceta que fue sustituido en Cataluña por Salvador Illa, con la estrategia de mantener su simpatía con todos estos altos cargos, para que no le sustituyan y así continuar poder salvaguardando su silla de presidente dentro del Partido del PSOE, todo ello a consta de unas indemnizaciones extras por ministros extras, que se pagarán desde el bolsillo de todos los españoles.

En este video hago una análisis más profundo de lo comentado en este articulo, te invito a que te suscribas a mi canal gratuito de YouTube y sigas estando al corriente.