El presidente de VOX, Santiago Abascal, ha acudido a esradio a ser entrevistado en su programa matinal, donde ha repasado algunos de los principales temas de la actualidad política en España.

Santiago Abascal comenzó su intervención pronunciándose sobre la política que está siguiendo Marruecos respecto a la ciudad autónoma de Ceuta y afirmó que no estamos ante un «problema migratorio» sino ante una verdadera «invasión» promovida por un país como Marruecos que selecciona de manera muy precisa a los inmigrantes ilegales a los que lanza contra la frontera española. Asimismo Abascal solicitó del Gobierno una respuesta clara y contundente que pase por desplegar al ejército y por asegurar que, cualquier persona que cruce la valla entre ambos países de manera ilegal, deberá ser devuelto a territorio marroquí.

El presidente de VOX, además, también ha afirmado que España debería plantearse revisar los criterios mediante los cuales ha concedido la nacionalidad y también aseguró que se debían impulsar medidas enérgicas para frenar la actitud del gobierno marroquí (entre ellas, puso el ejemplo de paralizar todos los procesos de nacionalización que impliquen a ciudadanos del país vecino).

Otro de los temas sobre los que fue preguntado el líder de VOX, fue sobre la situación en Cataluña, con VOX siendo perjudicado (de manera presuntamente anticonstitucional) en su derecho a elegir a un senador de la formación. Abascal aclaró que la situación en Cataluña «hace tiempo que se encuentra enquistada» y que su formación ya criticó la política del gobierno de Rajoy y la aplicación del 155 cuyo único fin fue el de convocar elecciones. El político vasco recordó que la propuesta de VOX respecto al problema catalán pasa por la suspensión de la autonomía «hasta que se recupere y se reinstaure el orden constitucional» y recordó que su formación ha llegado al Congreso de los Diputados para dar voz a todo ese conjunto de ciudadanos que se han sentido abandonados por el resto de partidos en Cataluña.

Abascal también hizo balance de los resultados de las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid y recordó que el principal objetivo de VOX  (frenar el asalto de la izquierda a las instituciones madrileñas) se había cumplido y prometió que el objetivo del partido es el mismo a nivel nacional. Abascal recordó que VOX apoyará la investidura de Díaz Ayuso sin esperar nada a cambio, «por patriotismo» y solicitó del Partido Popular un gesto similar cuando sea VOX la formación que necesite de este tipo de apoyos.

Finalmente, el presidente de VOX pronunció unas duras palabras en contra del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, a quien acusó de haberle engañado cada vez que se habían reunido o mantenido una conversación bilateral en privado y le solicitó, antes de partir para apoyar a los compatriotas ceutíes, medidas enérgicas que frenen la deriva hostil de Marruecos respecto a nuestro país.