La formación ha celebrado su Asamblea General Ordinaria, donde se ha hecho balance del trabajo de la organización y se han presentado las cuentas de 2020.

VOX ha celebrado hoy su Asamblea General Ordinaria correspondiente anual. Un acto en el que han intervenido el presidente de la formación, Santiago Abascal; el secretario General, Javier Ortega Smith, y el tesorero, Pablo Sáez. Además, con motivo de la cercanía de las elecciones a la Asamblea de Madrid, ha intervenido también la candidata de VOX a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio.

Abascal ha apelado a la responsabilidad de la formación de llegar a ser la primera fuerza política Nacional, algo que ocurrirá “más pronto que tarde”. Y que se ha conseguido ya en Cataluña, Murcia, Almería y Ceuta. “El mérito es extraordinario por los obstáculos que y zancadillas que nos hemos encontrado”, ha dicho Abascal, quien ha recordado la “demonización de los medios de comunicación, de los partidos y la violencia”. “No hemos tenido la alfombra roja que tuvieron Ciudadanos y Podemos”, ha matizado.

El presidente ha advertido de que, pese a esa violencia que se ha escenificado en Vallecas durante la presentación de la candidatura de VOX a las elecciones del 4-M, “no van a encontrar a VOX en el enfrentamiento civil”. Por el contrario, “encontrarán valentía porque iremos a todos los barrios y ciudades sin pedir permiso”.

Por su parte, Ortega ha dado cuenta del trabajo de las diferentes Vicesecretarías, en un año con “duros confinamientos y estados de alarma que han impedido trabajar en condiciones normales”. “Hemos estado a la altura”, ha celebrado el Ortega, quien ha recordado que los equipos de VOX “lo primero que hicieron fue remangarse y hacer acciones solidarias en residencias, abandonadas por el exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias; en cuarteles de la Guardia Civil y en comisarías, donde se llevaron batas y mascarillas porque estaban abandonados”.

Ha destacado también el trabajo del equipo Jurídico, que trabaja en 73 grandes causas, entre las que se encuentra la persecución de los fugados por el golpe de Estado de 2017 en Cataluña; la financiación de Podemos y el llamado Caso Dina, entre otros. Y en el Congreso, “VOX es el partido que más ha trabajado”, como muestran los 14 recursos interpuestos en el Tribunal Constitucional, entre ellos, contra los Estados de Alarma “que han sido Estados de Excepción encubiertos”, ha denunciado.

Respecto a las cuentas del pasado ejercicio, Sáez ha destacado que se encuentran “saneadas, con liquidez y solvencia, sin deudas a largo plazo”. Además, se ha referido a la transparencia de VOX, “el primer partido que aprueba las cuentas” y las sube al portal de transparencia. A ello se suma que se realiza una auditoria por parte de una empresa independiente que ha emitido un informe favorable.

El tesorero ha destacado los ingresos procedentes de las cuotas de afiliados, que se ha incrementado en 1,84% porque hemos crecido casi en 10.000 afiliados en 2020. “Una cifra que afortunadamente sigue creciendo”, si bien ha explicado que la cuota media en 2020 ha descendido por el efecto de la pandemia.

Monasterio, por su parte, también se ha referido a los violentos que “nos han ido a buscar a Vallecas para matarnos”. Frente a ellos, “tenemos que conservar el espíritu” porque “no van a conseguir arrinconarnos”, sino que VOX va a “ganar con las ideas y  la convicción”. Por ello, ha querido agradecer a los simpatizantes y afiliados del partido que “se han dedicado a recorrer los distritos y municipios para escuchar lo que dice la gente”. “Con eso, vamos a salir con un programa ganador”. La candidata ha puesto en valor la gente que forma parte de este partido, que es “valiente y comprometida, lo que demuestra que este proyecto es el que necesita España”.