Jorge Buxadé, vicepresidente de VOX, ha comenzado su rueda de prensa  con una crítica a los ataques sufridos en los últimos días por miembros del partido, tanto en sus propiedades -el presidente provincial de Lérida sufrió la vandalización de su coche-, como de sedes -con dos taques seguidos a los locales de VOX en Gerona-.

Buxadé ha vuelto a recordar que, desde esta formación, se ha pedido, como en los anteriores comicios vascos y gallegos, que se pueda realizar una campaña en libertad y  que se respeten los principios democráticos. En esta línea, también ha explicado que son muy pocos los cargos políticos de otras formaciones los que han condenado los ataques sufridos por los miembros de VOX.

A continuación, el portavoz del CAP ha señalado la preocupación de esta formación por la invasión inmigratoria que se está produciendo en España, con datos como el incremento de las entradas ilegales en Canarias -un 900% superior al año anterior- o en Baleares, con una subida del 240%. Un problema que se está agravando con las medidas del Gobierno con vuelos de ilegales que están dejando como consecuencia aumento de la delincuencia y la violencia en los barrios. Todo ello ante el silencio cómplice de los medios y los partidos políticos del consenso progre.

Frente a la invasión inmigratoria, desde VOX se piden medidas contundentes que pasan por el cumplimiento de la legislación, la expulsión de los inmigrantes que entren de manera ilegal y el establecimiento de un bloqueo a la entrada por mar en la que participe la Armada Española. Buxadé ha recordado que el Consejo de Europa ya estableció en 2018 que esta medida se ajustaba a derecho para proceder a la devolución de los inmigrantes ilegales a sus países de origen.

El siguiente punto al que ha hecho referencia ha sido el de la aprobación de la ley de la eutanasia en la que se ha podido ver a los diputados del “consenso progre aplaudiéndose”, y ha señalado que aplaudían las políticas de la muerte que suponen “acabar con la vida en lugar de luchar por ella con una ley de cuidados paliativos”. Buxadé ha asegurado que los 52 diputados de VOX seguirán defendiendo la vida, la seguridad y la propiedad de los españoles.

Buxadé no ha querido concluir sin recoger la información que se conocía esta mañana en la que la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha ordenado la repetición del juicio a Arnaldo Otegi, como pedía VOX, por el caso Bateragune.

En el turno de preguntas de los periodistas, la ronda ha comenzado con el interés por las medidas de seguridad que va a tomar el partido en las próximas elecciones catalanas. Buxadé ha señalado que es lamentable tener que estar hablando sobre este tema en una democracia. Ha explicado que el partido extremará las medidas de seguridad, pero que exigirá a Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil que garanticen la libertad de los votantes de VOX para que puedan acudir a los actos y a las votaciones con toda seguridad.

Sobre las encuestas que vienen publicándose en Cataluña y la posibilidad de un sorpasso al PP, Buxadé ha recordado que el objetivo de VOX es entrar en el parlamento autonómico, y que consideraríamos un éxito extraordinario formar grupo propio (5 diputados). Y ha señalado que los enemigos de esta formación son las formaciones separatistas y la extrema izquierda. Y ha aprovechado para recordar que hay “Tezanos de izquierdas y de derechas, por lo que seguimos sin confiar en las encuestas”.

A continuación ha aprovechado para recordar que VOX siempre se ha fiado de la “encuesta de la calle”, que está dejando claro que en Cataluña está habiendo un acercamiento masivo de la población que demuestra la necesidad de que el partido entre con fuerza en el Parlamento Catalán.

Cuestionado sobre la decisión de EEUU sobre el Sahara, ha explicado que esas son las consecuencias de las nefastas políticas internacionales llevadas a cabo por Zapatero y Sánchez, que se han basado en el insulto a ese país y sus presidentes. La consecuencia es que hayan convertido a Marruecos como socio estable en el Estrecho de Gibraltar. Y ha concluido advirtiendo del riesgo que hay para los pescadores y agricultores españoles de que Marruecos y el Reino Unido lleguen a acuerdos tras el Brexit.

Buxadé ha señalado que la única solución para estas cuestiones es abandonar el multilateralismo en las negociaciones internacionales que no deben ser abandonadas en manos de Bruselas.