Según el último informe MOMO, el sistema de monitorización de la mortalidad diaría en España, el cual registra las defunciones por todas las causas procedentes de 3.929 registros civiles informatizados, que representan el 92% de la población española, refleja un exceso, desde comienzo de año, de 58.389 fallecidos más que en 2019. El mismo informe refleja que desde el 10 de marzo al 9 de mayo se produjo un exceso de mortalidad de 44.585 personas (66,90%), del 20 de julio al 29 de agosto 4.730 personas (11,70%) y del 1 de septiembre al 25 de octubre 9.074 personas (16,90%).

Se trata de un informe público, del propio Ministerio de Ciencia e Innovación, del Institulo de Salud Carlos III. Partiendo de la base que la variación de un año a otro es practicamente nula, sin pandemias de por medio, cabe preguntarse a qué se debe tal diferencia de un año a otro.

Gráfica del informe MOMO a fecha 26 de octubre

La respuesta es clara y sencilla, pero hasta las respuestas claras y sencillas pueden ser complicadas cuando no se quiere decir la verdad. En mayo Fernando Simon, Director del Centro de Coordinación de Emergencias de Sanidad, llego a decir ante el exceso de mortalidad que había en ese momento “No podemos decir a qué se debe el exceso de mortalidad en España, puede ser por infartos, por un accidente de trafico enorme”.

La realidad es que a día de hoy tenemos 58.389 fallecidos más que en 2019 y el gobierno de Pedro Sanchez y Pablo Iglesias reconoce 35.878 fallecidos. ¿Infartos? ¿Accidentes de tráfico? No, la respuesta es sencilla, la única diferencia entre 2019 y 2020 es el Covid19.

Son 22.511 personas fallecidas que deberían ser reconocidas, respetadas, y junto al resto, tener el homenaje que se merecen. DEP.

https://www.isciii.es/QueHacemos/Servicios/VigilanciaSaludPublicaRENAVE/EnfermedadesTransmisibles/MoMo/Paginas/Informes-MoMo-2020.aspx

Foto creada: Borja Puig de la Bellacasa

Ubicación: flickr.com/photos/lamoncloa_gob_es/49825302776