Para interés de los lectores, reproducimos la entrevista del líder de VOX en Cataluña, Ignacio Garriga, en el diario La Razón. Pueden consultar la versión original accediendo al siguiente enlace.

¿Cuál es la primera iniciativa que va a presentar VOX en el Parlament?

Aún no lo sé, pero irá en la línea de lo que hemos dicho en campaña. Plantearemos algo con el fin de que se signifiquen de alguna manera sobre los que llevan años despilfarrando con su agenda rupturista mientras que nosotros apostamos porque ese dinero llegue a los trabajadores, a las familias, a la sanidad, a los autónomos…

Illa ha impulsado un cordón sanitario anti VOX ¿Qué van a hacer?

No sé si van a hacerlo, pero, en cualquier caso, evidencia el deseo del separatismo por amordazar a miles de catalanes. Nosotros no hemos venido a gustarles a ellos, venimos a representar una mayoría de catalanes frente a los que quieren subvertir el orden constitucional y quieren enfrentarnos con el resto de compatriotas. Este cordón sanitario al final se les volverá en contra y se lo harán sus propios votantes. Vox va a seguir levantando las banderas que defiende.

¿Dará su respaldo a la candidata del PSC a la Mesa del Parlament para frenar a CUP y ERC?

Vox jamás dará ningún apoyo ni al PSOE ni a la izquierda ni al separatismo; son parte del problema, y los responsables de la inseguridad, la inmigración ilegal, el adoctrinamiento en las escuelas… No olvidemos que el PSC fue el artífice del Pacto del Tinell, el inicio de la ruina de la Generalidad y del despilfarro. No vamos a estar con ellos en ningún caso. Vox entra en el Parlamento catalán a liderar la oposición.

¿Presentarán su propio candidato?

Presentaremos candidatos a todos los puestos que hagan falta. Venimos a dar voz a millones de catalanes silenciados. Estamos en ello. Pero, en cualquier caso, confiamos que nos vote favorablemente PP y Cs al ser la primera fuerza nacional en Cataluña.

¿Qué reflexión hace de los resultados?

Los asumo con una gran responsabilidad. Nuestro voto proviene desde las gentes humildes a las que pueden tener mejores recursos. Y eso responde a que estamos dando un mensaje que evidencia los problemas reales de los catalanes frente al consenso progre de los partidos políticos que van desde la extrema izquierda hasta el PP, y que no son capaces de hacer política: están más preocupados por repartirse los no se cuántos mil chiringuitos que hay.

¿Están manteniendo contactos con el PP para unirse en un frente contra el independentismo?

Yo asumo el liderazgo como el primer partido de la oposición en Cataluña y me voy a dirigir a todos los catalanes que nos han elegido y que se sienten junto a nosotros. Por tanto; me dirijo también a todos los votantes del PP, de Cs y del PSC que creyeron que votando a Illa desalojarían al separatismo, olvidando que también eran parte del problema. A lo largo de la legislatura plantearemos proposiciones, e intentaremos llegar a acuerdos con PP y Cs. Creo que ambos son los que están llamados a tejer alianzas entre ellos y que apoyen todas las iniciativas que podamos presentar y en las que tengamos una coincidencia: la defensa de la libertad, la unidad nacional… En temas como la guerra cultural habrá que ver de qué lado están.

¿VOX se siente solo en el Parlament? Porque los independentistas se unen para hacerles frente. ¿Por qué no al revés?

Vox no se siente solo, porque Vox no está solo. Solo queda Vox. No estamos solos, nos sentimos arropados por tantos catalanes que no entendemos que los partidos hagan ese cordón sanitario. Lo que evidencia que solo queda Vox. Estoy convencido de que estamos llamados a ser en el futuro una fuerza de gobierno en Cataluña.

¿No les ha pedido apoyo el PP para lograr grupo propio?

No, y entenderíamos, después de las declaraciones de Casado y los ataques de Alejandro Fernández, que se lo pidieran al PSC; porque ahora es un partido aliado con el cual se reparten los cargos del CGPJ y de RTVE. Y si nos lo pidieran, jamás entrarían en ese conchaveo y fraude de electoral.

Pero dicen que VOX también quería «meter cuchara» en el reparto…

Esos son mentiras o frases que lanzan para distraer la atención de lo verdaderamente importante que es que ellos, una vez más se siguen repartiendo el botín. Nosotros hemos dicho que, quien debe elegir a los jueces son los jueces y en ningún caso los partidos políticos.

¿Si tuviera el PP otro líder habría acercamiento?

Lo que se ha visto estas semanas es que Casado y el PP están más preocupado de reforzar un bipartidismo que ya no es real. Si se ha distanciado de nosotros es porque se quiere acercar al PSOE; él sabrá el camino que elije. Nosotros seguimos estando donde estábamos. Son ellos los que se han movido para acercarse al PSOE. Ellos sabrán.

¿No les preocupa eso de que si no existe a unión hay Sánchez para largo?

Por eso insistimos en la importancia de que el PP y Cs se fusionen, porque somos conscientes de que no podemos representar a todo el electorado. Deberían hacerlo para que, en esa fusión de fuerzas, y nosotros, pudiéramos llegar en un momento determinado a poder desalojar a Sánchez. En Vox tenemos una alternativa política diferente a ellos porque lideramos la disidencia frente al consenso progre en el cual ellos están instalados. Nos sorprende de manera notoria que el PP se alíe con el PSOE cuando son, junto con Podemos y el separatismo los responsables de que en Cataluña no haya libertad política ni social. No entendemos cómo un PP prefiere estar con los que promueven y fomentan la violencia que destroza barrios, mientras hemos visto a un Marlaska y a una Generalitat que mira para otro lado. Nosotros estamos del lado del orden. Lo que está claro es que están marcando su camino.

¿Cuál es el siguiente paso que le queda por conquistar a VOX?

Llegar a Moncloa con Santiago -Abascal- como presidente; cada vez está más cerca. Y la conquista del norte: entrar en Galicia y aumenar la representación en el País Vasco.

Abascal amagó en la última sesión parlamentaria con llevar a cabo una segunda moción de censura. ¿Es el momento?

Lo dijo en el sentido de que sería un buen momento para que el PP se pudiera redimir. No es tanto de Vox como emplazando al conjunto de los diputados a que desalojen al peor Gobierno de la ruina. Vienen meses peores.

La CUP quiere suprimir los antidisturbios de los Mossos. ¿Hay riesgo de que se cronifique la «kale borroka» catalana?

Esto es dramático. Hace una semana exigí la dimisión del consejero del Interior. Porque al final, la Generalidad permite estas oleadas de violencia que han arrasado calles y comercios y, no han protegido a los Mossos. Ése es su modelo y ése es el peligro. Sigo diciendo que partidos como la CUP, Podemos, que apoyan la violencia, deberían someterse a la Ley de Partidos. Y, los partidos que se denominen antifascistas, deberían ser declarados organizaciones terroristas porque hemos visto su actuación en la calle. Hasel es la excusa para enarbolar banderas y quemar las calles, para evitar que hablemos de los problemas reales. Hay una agenda ideológica detrás. No lo permitiremos, ni que cambien los protocolos de los mossos.

Los de la CUP son terroristas metidos a políticos. Agotaremos todos los protocolos parlamentarios, sociales, legales para impedir que cambien los protocolos de los mossos. Y eso pasa por la dimisión del consejero del Interior.

¿Qué le parece que Junqueras y Otegi se reúnan para tratar de los asuntos de Cataluña?

Ese es el problema, que el separatismo se dedica a pasear como si fuera un héroe al responsable de la muerte de catalanes en Hipercor o en Vic. Ese es el separatismo que se asocia con terroristas y abandona a los catalanes. Demuestra su miseria moral.

¿Continúa el hostigamiento contra su partido?

Este fin de semana una carpa de Vox en Badalona fue atacada por los mismos que por la noche quemaban contenedores, el coche del diputado de Lérida, a una de las diputadas por Barcelona le llegó al buzón de su casa una papeleta con una diana… El clima de violencia no ha hecho más que aumentar por culpa de la Generalidad y de la izquierda que lo fomentan con el señalamiento a Vox.

En Cataluña sigue la incertidumbre con las restricciones. ¿Qué harán?

El separatismo ha demostrado que son incapaces de salvaguardar la salud y la prosperidad de los catalanes, siguen condenando a la ruina a miles de familias y trabajadores. Propondremos los primeros días en el Parlament que abramos todos los comercios, porque todo trabajo es esencial, y hagamos rastreos masivos de manera regular, garanticemos la vacunación a quien la quiera.

¿Cómo valora que el Gobierno guarde la baza de los indultos para desplegar su «agenda catalana»?

No hay una agenda catalana. Hay una agenda española basada en el respeto por la ley. Los golpistas están condenados por los delitos más graves y deberían cumplir sus penas íntegramente en prisión. Hablar de indultos es insultar a la mayoría de los catalanes que sufren a diario las consecuencias del separatismo en sus casas, barrios o negocios.

¿Le felicitó Illa por los resultados?

Illa no, pero sí me felicitó Meritxel Batet.

¿Volverían a presentar una campaña como la de «stop islamización»?

Sin duda, es uno de los problemas que tiene Cataluña, la creciente islamización y va a ser una de mis banderas en esta legislatura. Soy el único que lo denuncia y pediré en el Parlamento catalán que se cierren todas las mezquitas fundamentalistas.

¿Habría fichado a Girauta o a Álvarez de Toledo?

Nosotros no tiramos de fichajes. A Girauta le tengo una gran estima y como ejemplo por su lucha en Cataluña al igual que a Vidal Quadras. Han sido dos víctimas de los aparatos de sus partidos. De Álvarez de Toledo no tengo nada que decir. No sería una persona que yo hubiera deseado que estuviera conmigo; ya estoy muy bien acompañado.

Iglesias insinúa una ruptura con Sánchez. ¿Se lo cree?

De Iglesias no me creo nada y todo. Es una de las principales amenazas que tenemos hoy en día junto con Pedro Sánchez.