El candidato de VOX a la presidencia de la Generalitat ha dejado claro en Lleida que la mafia separatista lleva «décadas asfixiándonos a impuestos para poder seguir pagando sus fiestas» y que VOX va a impedir que se continúen «pisando los derechos y libertades de todos los catalanes».

Además, ha asegurado que tras irrumpir con fuerza en el Parlament, VOX exigirá «libertad educativa» y no dejará que el español «sea expulsado de las aulas» y ha definido a VOX como una fuerza política «empujada por la ilusión de miles de catalanes».

Santiago Abascal: «Frente al separatismo golpista, sólo queda VOX porque otros se han rendido»

El presidente de VOX ha asegurado que el papel que hizo Ignacio Garriga ayer en el debate de TV3 fue «extraordinario» y que lo sorprendente es «el silencio del resto de partidos» ante los problemas reales de los catalanes.

También ha insistido en que «cualquier trabajo es esencial, porque sirve para llevar el pan a casa» y ha reclamado que «si se puede votar, se puede trabajar» porque Cataluña «debe protegerse pero no debe detenerse».

Además, ha criticado que otros líderes políticos expresaran recientemente que no estaban de acuerdo con las cargas del 1-O.