El diputado de VOX, José María Sánchez, ha explicado el voto favorable de su grupo parlamentario al Real Decreto-ley 38/2020, de 29 de diciembre, por el que se adoptan medidas de adaptación a la situación de Estado tercero del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte tras la finalización del periodo transitorio previsto en el Acuerdo sobre la retirada del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de la Unión Europea y de la Comunidad Europea de la Energía Atómica, de 31 de enero de 2020.

«Este decreto va a merecer nuestro voto favorable. En primero lugar por una postura política general: VOX no es anti UE, sino contrario a los abusos y desviaciones de la UE y las tendencias que sofocan las soberanías de los estados miembros», ha declarado.

Asimismo, Sánchez ha explicado que VOX no comparte las críticas al pueblo británico y a la soberanía británica que se hicieron tras el referéndum del Brexit. «No sabemos con qué fundamento y legitimidad democrática se hicieron aquellas críticas. Creemos que eran críticas contrarias al principal principio democrático que no puede ignorar la soberanía del pueblo expresada en un referéndum».

Al margen del decreto, el diputado de VOX ha señalado que «lo más importante» es hablar del principio de acuerdo de España con el Reino Unido sobre Gibraltar. «Este principio de acuerdo pone de manifiesto que España no ha sabido ejercer sus derechos ante la UE porque el nuevo acuerdo entre el Reino Unido y la UE estaba sujeto a la unanimidad, por lo tanto, España podría haber negociado con más firmeza y exigir un acuerdo sobre Gibraltar pactado bilateralmente y no lo hecho».

En este sentido, Sánchez ha asegurado que el principio de acuerdo solo favorece a Gibraltar y el Reino Unido. «No nos sorprende que usted (ministra de Exteriores) diera las gracias a Picardo, probablemente porque es quien ha escrito el acuerdo, no tiene otra explicación posible».

Para Sánchez «no podemos reputar tan incompetente al Gobierno como para no saber negociar, de modo que el contenido de lo negociado solo favorezca a Gibraltar. Esto es inconcebible».