“Nos da igual la lluvia, nos dan igual las piedras y los adoquines y nos dan igual los machos alfa”. Así se presentaron Rocío Monasterio y Santiago Abascal este domingo en Alcalá de Henares, donde arremetieron contra la “izquierda pija y de salón” que ha engañado a los suyos y que pretende imponer su dictadura y censurar la voz de los millones de votantes de VOX. También, contra quienes no se han atrevido nunca a hacerles frente.

El 4 de mayo nos jugamos el derecho a disentir, nos jugamos la dignidad”, manifestó la candidata de VOX a la presidencia de la Comunidad de Madrid, que recordó cómo “la izquierda radical está en su chalé imponiendo su doctrina mientras en los barrios veis cómo a algunos les okupan su vivienda, cómo las madres caminan mirando al suelo por si se cruzan con un grupo de MENAs para que no piensen que es una provocación, o cómo ellos siguen con sus sueldos mientras con vuestro dinero gastan 4.700 euros al mes por MENA y vuestras abuelas reciben 426”.

No quieren hablar de que lo que os quitan en la nómina no se va a Sanidad, Educación o Emergencia social, sino a chiringuitos, entes, fundaciones y coches y niñera oficial. Por eso les molesta que alguien venga a contar verdades. VOX está aquí para decirles que ya está bien de patrañas y de imponer su dictadura”, sentenció.

Pero Monasterio no solo arremetió contra los totalitarios de la izquierda radical, sino contra quienes siempre les han consentido todo. “Nunca nadie antes les había mirado a los ojos y les había dicho que no. Están todos los partidos sometidos. Todos menos VOX”, denunció la presidenta de VOX Madrid tras recordar cómo Gabilondo y Mónica García decidieron levantarse del debate y cómo Edmundo Bal se mantiene en su “centro centrado”. “¿Pero qué es este espectáculo de sumisión? El único partido que no se somete, dice la verdad y está a pie de calle, dispuesto a resolver problemas, encararlos y afrontarlos es VOX”, zanjó. Y concluyó: “Seremos la garantía para que la izquierda no entre en Madrid, la que defenderá la que os importa, seremos la garantía de que se pueda discrepar. Yo estoy dispuesta a dar la cara por vuestras ideas. Cuento con vosotros el 4M”.

El presidente de VOX continuó en la misma línea y llamó a todos los votantes a una “masiva movilización” el 4 de mayo en las urnas, pero también el 1 de mayo, en la manifestación del Día del Trabajador que VOX prepara junto al sindicato Solidaridad. Una movilización que servirá para hacer frente a los sindicatos que han abandonado a los trabajadores, “que no mueven un dedo cuando la izquierda dice que hay que cerrar fábricas para levantarlas en China y que no mueven un dedo cuando los agricultores tienen que competir con productos más baratos producto de mano de obra esclava y que no siempre cumplen con las condiciones sanitarias”.

Todo ello, otra muestra más de la sumisión de muchos ante la izquierda totalitaria que pretende agitar la tensión como herramienta electoralista. “Recuerdan a Gabilondo (Iñaki) y Zapatero diciendo que hacía falta tensión? Por eso ahora Pablo Iglesias y la Ser están trayendo tensión. Por eso a Jorge Javier Vázquez, el pequeño dictador televisivo, se lo han llevado a Vallecas”, ironizó Santiago Abascal.

“Ayer en una carpa, nuestros compañeros gallegos fueron agredidos y amenazados de muerte. ¿Dónde están las condenas del PSOE, de Podemos y de los editoriales de los medios de comunicación? Todos callan porque hay una doble vara de medir”, denunció. “Por eso están estas plazas llenas, porque estamos hartos, porque no hincamos la rodilla. En todos los barrios nos encontramos a la España que madruga, trabajadora, que no acepta ya ni una sola lección de la izquierda”, aplaudió el presidente de VOX.

Abascal recordó solo algunas de las agresiones y amenazas sufridas por VOX en los últimos tiempos: “No pasa una semana sin una agresión o amenaza de muerte. Sin que nos digan “os mataremos, como en Paracuellos”, “Ortega Lara vuelve al zulo”. ¿Qué pasaría si a todos estos les pasase que vieran muñecos ahorcados con sus caras y sus fotos con un tiro en la frente? ¿Cuántos se rasgarían las vestiduras?”, se preguntó. Y denunció: “Somos nosotros los que padecemos la violencia. Y mienten aquellos que dicen que no la condenamos. Pero tenemos derecho a desconfiar. ¿Por qué tenemos que creernos lo que diga este ministro del Interior, o Pablo Iglesias o la Ser, la de las siete cajas de calzoncillos?”.

“A la tensión que quieren traer, suman también la censura y el victimismo. Los que incitan y justifican la violencia en Vallecas, se victimizan cuando nosotros mismos hemos denunciado en los juzgados y nos personamos como acusación popular. Dicen que ahora ya no se puede insultar. ¿Pero quién ha batasunizado la política española? ¡Pablo Iglesias!”, recordó Abascal, que lamentó que Iglesias tenga “la lengua muy larga y la piel muy fina”.

No obstante, para el presidente de VOX tanto Iglesias como Jorge Javier Vázquez no son más que otros “tontos útiles” de esta campaña electoral. “Sánchez es el culpable de todo lo que está pasando en España desde hace dos años”, denunció. “Él es el responsable último de la violencia perpetrada contra nosotros, de que Marlaska no nos haya defendido de decir después que provocamos. Para ellos provocar es existir”, manifestó Abascal. Y, tras recordar que el PP seguía votando con el PSOE leyes como la ‘Ley Herodes’ de Pablo Iglesias, concluyó: “El 4 de mayo nos jugamos una batalla política y cultural imprescindible. Por eso os pedimos una masiva movilización, también, el 4M en las urnas”.