Para interés de los lectores, reproducimos la entrevista que Macarena Olona ha concedido a el diario El Mundo. Pueden acceder a la entrevista original a través del siguiente enlace.

El pronunciamiento del Tribunal Constitucional sobre el recurso de VOX por el nombramiento de Iglesias en el CNI, ¿es una victoria política?

Es la primera gran satisfacción, es gasolina para seguir luchando con la misma pasión, con la misma fuerza y siempre con la ley en la mano. El Gobierno ha cometido la indignidad de aprovechar la desgracia que asola a nuestra nación para imponer su agenda ideológica y, de manera más específica, para dar satisfacción a los sueños chavistas bolivarianos de Pablo Iglesias, quien mantiene sus ansias de imponer un cambio de régimen a través de sus secuaces, singularmente Yolanda Díaz.

Hay quien interpreta que el TC acusa al Gobierno de hacer trampas…

Es que el Gobierno ha hecho trampas. Efectivamente. Lo que está haciendo es asaltar nuestro estado de derecho de manera constante. Hemos denunciado al Gobierno ante el Supremo porque desde marzo del 2020 se niega a facilitarlos los informes que ha emitido la abogacía del Estado sobre el estado de alarma. Me consta que hay informes con conclusiones contrarias a la actuación que ha adoptado el Gobierno de España.

Quedan muchos recursos de VOX en el TC, empezando por los dos sobre el estado de alarma.

Somos la formación que más está batallando ante el TC contra las aberraciones de este Gobierno y de algunos autonómicos. El estado de alarma, tanto el primero como el segundo, son claramente inconstitucionales porque son estados de excepción encubiertos. Por desgracia, el TC ha abandonado a los españoles cuando más lo necesitaban.¿Esperaba convertirse en el azote de Marlaska en el Congreso?Soy de las personas que sintió una profunda alegría y un agradecimiento hacia Sánchez cuando vi que elegía para Interior a Marlaska. Pero ha traicionado profundamente todos los principios que hicieron que personas como yo le admirásemos profundamente. Esa es su miseria. Estamos ante un converso que hace lo imposible para ganarse el favor del PSOE, porque se le veía como un extraño afín al PP. Porque fue gracias al PP que hizo su carrera judicial. Es evidente que se prestó a las cuitas políticas para ascender. Tuve clarísimo que nos iba a dar profundas decepciones tras el cese del jefe de la UCO, y de dar una orden a la Abogacía del Estado de desistir del recurso contra la ley de abusos policiales, que era una puerta para juzgar a nuestra Guardia Civil y a nuestra Policía Nacional desde un órgano administrativo integrado por sectarios, que abría el relato a la izquierda abertzale.¿Cómo valora que un ministro del Interior o una directora de la Guardia Civil participen en mítines?Están degradando el Ministerio del Interior como no se conoce en la historia… Ha protagonizado el mayor episodio de corrupción política en la Guardia Civil desde el caso Roldán. Y no les equiparo. Con Marlaska sólo hay corrupción política. Ha abandonado sus principios, ha abandonado la legalidad. Lo que ha conseguido es no tener un sitio donde volver, porque le desprecian profundamente en la Guardia Civil, en la Policía, entre los funcionarios de Prisiones y, especialmente, en el ámbito judicial.Cada viernes, los anuncios de Interior sobre los presos de ETA.Son los viernes de sangre protagonizados por Marlaska, que ha negado reiteradamente que exista un pacto con Bildu. Gracias a ETA, es decir EH Bildu, se había permitido la llegada de Sánchez a La Moncloa. No teníamos ninguna duda de que la moneda de cambio eran los presos. Hemos denunciado a Marlaska ante el Supremo porque se niega a aportarnos los informes de las juntas de tratamiento que serían contrarios a los acercamientos. No me cabe duda de que los tribunales nos acabarán dando la razón. Como soy rigurosa, estoy dando los pasos adecuados para acabar donde quiero acabar, que es mi objetivo, que es sentar a Marlaska en el banquillo de los acusados.Y el independentismo, junto al PSC marcando distancia con VOX.Y lo sorprendente es que el PP se abstuvo en la votación para designar a los senadores autonómicos. Nos volvieron a abandonar, una vez más. Se abstuvieron. Se produjeron dos votaciones. En la primera, sobre la idoneidad de los senadores, se abstuvieron. Era una votación de cordón sanitario en la que el PP se abstuvo. Nos hemos convertido en especialistas en reventar los cordones sanitarios. Tenemos mucha paciencia. El que resiste gana.¿Cree que los independentistas volverán con su reto soberanista?Los socios de este Gobierno tienen en común su odio hacia España y su voluntad persistente de romper nuestra gran nación española. Y no han abandonado esa pretensión.¿Qué le ha parecido el 4-M?Fueron unos grandes resultados para España y para Madrid. Igual que en Cataluña, pese a ser unos resultados extraordinarios para VOX, no estábamos satisfechos porque no fueron unos resultados buenos para España. Combatir el efecto Ayuso ha sido una gran proeza. Lo que no ha conseguido Génova es engañarnos. Las elecciones en Madrid han supuesto un oasis dentro de lo que representa y supone el PP. Hay que reconocer el efecto Ayuso. Pero, en unas generales, es evidente que lo que representa verdaderamente el PP se va a ver con más evidencia. Ahora estamos viendo a un Casado que intenta arrogarse los resultados de Madrid, incluso dando codazos para salir detrás de Ayuso en el tiro de cámara.No son pocos los rumores que la colocaban al frente de la lista de VOX en Andalucía.Estamos reclamando con insistencia a Juanma Moreno que adelante las elecciones, que nos jugamos Andalucía. Ya conseguimos, gracias a VOX, poner fin a 40 años de tiranía roja. Se está jugando que cinco de Ciudadanos puedan ser comprados por el PSOE y que salga adelante una moción de censura. Respecto a mi candidatura, conforme se me ha trasladado lo he comunicado. No quiero elucubraciones: no seré candidata.