Las llevará al Congreso de los Diputados, Senado y a los ayuntamientos y parlamentos autonómicos en los que la formación tiene representación.

En los próximos días, todas las instituciones en las que VOX tiene representación, Congreso, Senado, parlamentos autonómicos y ayuntamientos, recibirán una Declaración Institucional para que se produzca la condena oficial de los actos violentos y agresiones que vienen padeciendo los asistentes a los actos de VOX a lo largo de la campaña de las elecciones catalanas.

La violencia que viene padeciendo VOX está impidiendo que se realicen con normalidad los actos de campaña. Los dirigentes políticos y los asistentes a los actos han sufrido agresiones, lanzamiento de objetos, daños en los vehículos, destrucción del material técnico y de propaganda. Una circunstancia incompatible con el desarrollo de unas elecciones libres en un país democrático.

El texto que se propondrá solicitará la “más firme condena de todas las agresiones, amenazas y coacciones perpetradas por los enemigos de la democracia contra el partido VOX, e insta al Gobierno de la Nación a que exija a los responsables legales de mantener el orden en Cataluña a que pongan todos los medios necesarios para impedirlas, llevando ante los tribunales a quienes protagonicen los ataques, y garantizando el libre desarrollo de los actos políticos de campaña que restan, así como el libre ejercicio del derecho de voto el próximo 14 de febrero”.