Buxadé pide a la Comisión Europea mejorar la orden europea de detención y entrega para que respete la soberanía de los parlamentos nacionales y no se use con fines ideológicos.

La nueva reforma de la Euroorden ha llevado a los distintos grupos políticos dentro del Parlamento Europeo a debatir sobre su nueva aplicación en Europa. Su fuerte carga ideológica, así como la dudosa protección de la soberanía en los Estados Miembros, ha sido el centro de las críticas en toda la gama de colores políticos de la Eurocámara. 

Jorge Buxadé, jefe de delegación de VOX en la Eurocámara, ha resaltado durante el debate la necesidad de reformar y mejorar esta nueva decisión marco del consejo que regula la Euroorden: “Es un hecho de vital importancia e incontestable”. El eurodiputado, centrado en algunos puntos de este nuevo informe, ha recordado ante sesión plenaria que la pertenencia a la UE implica el respeto a los derechos y garantías de los Estados Miembros, por lo que la retirada de controles fronterizos en el Espacio Schengen “no puede servir para que los delincuentes con medios económicos busquen foros de conveniencia para eludir la justicia en los estados miembro”. 

Buxadé, ha comentado algunos ejemplos de lo débil de esta decisión que ha conducido al inevitable y predecible fracaso en el pasado: “En el año 2018 de 17.000 Euroórdenes emitidas solo se ejecutaron 7.000: como el caso de la terrorista Natividad Jáuregui llamada por los jueces españoles por el asesinato del Teniente Coronel Ramón Romeo, que estuvo 17 años en Bélgica sin que los tribunales belgas aceptaran una decisión de los tribunales españoles” ha recordado el Jefe de Delegación. 

A pesar de la urgencia y de la dimensión del problema, este informe de iniciativa propia adolece de “tibieza y de contenido ideológico” y a su vez acude al abusivo instrumento de mecanismo del Estado de Derecho, muy sonado por la persecución que ha hecho Europa a países como Polonia o Hungría en este caso: “O respetamos las leyes aprobadas por los Estados Miembro y en los parlamentos nacionales, o respetamos la posición de delincuentes que pretenden ampararse en foros de conveninecia” ha advertido Jorge Buxadé. A su vez, ha recordado en la Eurocámara que “los delitos contra la integridad y el orden institucional de los Estados Miembros son delitos en cualquier caso sin necesidad de exigir violencia”, punto que se incluye en este nuevo informe, que recoge también como condición para llamar a la Euroorden los delitos de odio o los delitos de género. 

En este debate, ha cabido toda opinión en la dispar balanza que es el Parlamento Europeo, como de la prófuga de la justicia española, Clara Ponsatí o Assita Kanko, la adepta belga de la causa independentista. Tras su intervención en este mismo debate, ha publicado un tweet criticando a la justicia española por usar la Euroorden para “su agenda política”. Jorge Buxadé, ha defendido en la red social: “Comprendo que te cueste distinguir entre gobierno y jueces. Son jueces imparciales los que persiguen a los golpistas por delitos graves contra el orden constitucional, el Poder Judicial y los fondos públicos. Ni una sola lección de quienes han convertido su país en paraíso penal”.