El Linares Deportivo continúa una semana más comandando la tabla del Subgrupo B del Grupo IV de 2ªB y vuelve a la senda del triunfo tras doblegar por 2-0 al Real Murcia, marcador que pudo ser más amplio de haber tenido los azulillos un poco más de acierto de cara a la portería pimentonera. El líder le regalaba así tres puntos a su hinchada en el día de San Valentín.

Lejos de lo que pasó el pasado domingo ante el Sevilla Atlético, los mineros salieron enchufados desde el minuto 1, haciéndose acreedores del dominio del partido y las ocasiones, que convirtió el duelo en prácticamente un “acoso y derribo” de los azulillos. Hasta seis ocasiones claras de gol dispuso el cuadro de Alberto González en los primeros 45 minutos del duelo, pero el balón no quería entrar. Ya en el minuto 21, Hugo Díaz pudo subir el primero al marcador tras empujar en línea de gol un pase de la muerte de Toni García, pero la bola se iba al palo y se paseaba por línea de gol. Un minuto más tarde, llegaría la jugada clave del partido. Una terrorífica entrada de Gurdiel, con la bota a la altura de la rodilla, sobre Dani Sánchez era castigada con una justísima y lógica roja directa por el trencilla. Esto terminaría de reforzar el dominio linarense, conviertiéndose el partido en una aluvión de ocasiones locales. En el 32, Lara no logra contactar con un centro envenenado de Toni García y el balón se perdía cerca del palo derecho de Champagne. En el 40, de nuevo Lara disparaba con la diestra, pero un defensor sacaba prácticamente debajo de palos. Sólo un minuto más tarde, el de Montoro, por tercera vez consecutiva, remataba en el área chica un gran servicio de Dani Sánchez, pero el balón salía por encima del larguero. Pero no habría tres sin cuatro y dos minutos después, el disparo del omnipresente mediocampista acababa repelido por su compañero Hugo Díaz cuando ya se cantaba el primero en las casas azulillas.
Así se llegaba al descanso, con un increíble 0-0.

Pero todo el acierto que le faltaban a los azulillos, lo encontraron en la primera jugada de la reanudación. Sólo había transcurrido un minuto de la segunda parte cuando Toni Garcia sacaba un córner al primer palo, Lara peinaba y el balón le llegaba a Josema para remachar en boca de gol y, ahora sí, hacer justicia en el marcador. El Linares encontraba así el premio a su insistencia.
Con el marcador a favor y un hombre más en el campo, el Linares jugaba a placer, marcando el tempo del partido y sin dejar de buscar la portería grana, pero en el minuto 55 llegaba otra de las jugadas clave del partido. El visitante Fuentes se quedaba mano a mano con Razak, pero el ghanés en una soberbia parada desbarataba lo que hubiera supuesto un injusto empate. Acto seguido llegaba la sentencia por parte de los mineros. Jugada elaborada de Dani Sánchez y Toni García, que acababa con un pase de éste en profundidad para Hugo Díaz que pisaba área y de fuerte disparo depositaba el balón en la red tras doblarle las manos a Champagne.
De ahí al final, partido más que placentero para el Linares, que pudo aumentar la renta y devolverle al rival el 3-0 de la ida, sobretodo en las botas de Marc Mas en dos ocasiones.

Con este marcador, el Linares Deportivo suma 27 puntos y sigue mirando por el retrovisor al resto de rivales del grupo, escribiendo un capítulo más de la gesta que están haciendo Alberto González y los suyos. Segundo, con 23 puntos, se queda el UCAM tras empatar en casa a 1 con el Betis Deportivo, que se queda tercero con 22 puntos, eso sí, con un partido menos.

Este próximo domingo, los azulillos rendirán visita al Córdoba CF (18H.), que, en condiciones normales, hubiera supuesto una fiesta del fútbol con ambas aficiones hermanadas y con un más que seguro multitudinario desplazamiento de azulillos a la llana.